sábado, 26 de marzo de 2016

Reflexión bajo el siroco


    En esto de internet, hay que tener mucho cuidado con lo que se dice y, o, se reflexiona, porque la sensibilidad del momento y mucha rabia contenida y mucha nueva rabia adquirida puede llevarnos a creer que tenemos el derecho y estamos en la obligación de opinar y, yo uno más.
Más.
    Los saharauis hace tiempo que confrontamos con los marroquíes y sabemos que ellos son la madre de todos los males, tanto en el África, que ya hace tiempo les dio la espalda. Como en el resto del mundo. A ver para cuando Europa se da cuenta y hace lo mismo. No es un juego de niños y de enfados, es cuestión de convivencia y bienestar, lejos de los caprichos de un mimado y malcriado pueblo, que, por otra parte, es rehén de su condición de marroquí.
    La imagen de Aznar en las Azores, la recuerdan, era el preludio de una Europa mejor y, al menos, más coherente, sin pagar caprichos ni peajes innecesarios, hasta con un Sahara independiente. pero alguién no le convenía y truncó esa ilusión. Pero bueno, ha pasado el tiempo y los malos lo siguen siendo como antaño y dispuestos a imponer su maldad a toda costa y siempre pagan los muy buenos. Los viajeros y los exiliados. Si alguien se echa la mano a la cabeza ahora, recuerda, que no hay nada que hacer. Salvo que EEUU, entre en la cuestión muy seriamente, partiendo, de que eso lo decidirán ellos, cuando se den cuenta de que el Sáhara Occidental es más interesante que Marruecos. Entonces como antaño hizo kessinger , "espero esté bien escrito", alguien desde la Casa Blanca, levante el teléfono y haga salir a Marruecos de el Sahara con otra marcha verde a la inversa, y que se llamaría "marcha rosa" y, con ello acabarán muchos males.
Amén.


Publicar un comentario