lunes, 4 de agosto de 2014

Oiga usted que espera, me desepera verte siempre en el mismo lugar y con la misma gente.
:


ESPERA, ME HAN DICHO

Hay relojes
que no marcan la hora.
Y otros que gritan, se enfadan,
lloran y, hasta se deprimen.

Pobre de mí,
que no lloro ni me enfado.
Resacado del bullicio ajeno,
he perdido la noción del tiempo. 




Publicar un comentario